Como un monstruo debajo de la cama, el estrés y / o la ansiedad están robando la paz nocturna de miles de personas. La ansiedad también puede estar saboteando su confianza, convirtiendo su estómago en nudos e impactando su bienestar general. Aprende a eliminar las incómodas consecuencias del estrés y la ansiedad con estos 5 consejos.

¿Cómo superar la ansiedad y el estrés? Sigue leyendo…

cómo eliminar la ansiedad y el estrés

5 Consejos para eliminar la ansiedad y el estrés

1. Recuerda

La ropa se está acumulando, el bebé tiene fiebre, y su jefe quería ese informe ayer. ¿Suena familiar? Nadie que maneje su propia vida está exento de estrés y demasiado de eso puede llevar a una preocupación excesiva, nerviosismo, temor, malestar estomacal o dificultad para respirar. El primer paso para superar esos sentimientos negativos es reconocer que está experimentando un estado emocional muy común identificado con mayor frecuencia como ansiedad (aprenda más signos de ansiedad). Aunque es incómodo, los sentimientos negativos PASARÁN. Combatir la ansiedad puede hacerlo más fuerte. Paradójicamente, aceptar que te sientes ansioso ayuda a activar la respuesta de relajación natural del cuerpo.

2. Aprender a calmarse a sí mismo

Imagínese caminando por un camino natural solo para ser recibido por un gruñón oso grizzly, o peor, su jefe exigiendo ese informe. Cuando nos enfrentamos a una situación que provoca ansiedad, el sistema nervioso simpático de nuestro cuerpo activa automáticamente los cambios fisiológicos. Nuestra respiración se acelera, la adrenalina se secreta y nuestro corazón comienza a acelerarse. Este mecanismo de supervivencia natural “llamado respuesta de lucha o huida” está destinado a ayudarnos a escapar de una verdadera emergencia que amenaza la vida. Sin embargo, cuando se imagine la amenaza (por ejemplo, voy a bombardear esta presentación y todos sabrán que soy un fraude), la respuesta de lucha / huida es innecesaria y muy incómoda.

  • Técnicas auto-calmantes que reducen la respuesta al estrés:

Respiración diafragmática

Una de las formas más efectivas de activar la respuesta de relajación es disminuir la frecuencia cardíaca. Como no podemos alterar voluntariamente nuestro pulso, se necesitan medidas más tangibles. Afortunadamente, una frecuencia cardíaca rápida se puede reducir con técnicas de respiración profunda. La estrategia más comúnmente utilizada es respirar contrayendo el diafragma, un músculo horizontal en el tórax ubicado justo encima de la cavidad del estómago.

  • Conversación positiva

Si un niño pequeño te dijera que estaba nervioso por ir a la escuela al día siguiente, ¿qué dirías? A menos que seas un lunático abusivo, las frases como “eres un niño tan tonto” o “deberías estar nervioso porque a nadie le gustarás” nunca saldrían de tu boca. Esto se debe a que intuitivamente sabemos cómo ayudar a otros a combatir el estrés a veces mejor que nosotros mismos. Para aumentar la comodidad emocional, es imprescindible practicar auto-discursos tranquilizadores y realistas. Cuando esté ansioso, practique frases autodidactas como:

“Este sentimiento pasará”.

“Saldré de esto”.

“Estoy a salvo ahora mismo”.

“Me siento ansioso ahora, pero tengo el poder de calmarme”.

“Puedo sentir que mi ritmo cardíaco se ralentiza”.

  • Relajación muscular

El estrés hace que nuestros músculos se tensen y se tensen cada vez más. Para aumentar el estado de relajación y la comodidad física, aprieta y suelta los músculos que comienzan con el grupo muscular más grande.

3. Controle su dieta

Lo que comemos y bebemos tiene un gran impacto en nuestro estado emocional. Los alimentos más asociados con la ansiedad que exacerba son los que contienen cafeína y alcohol. Incluso se consumen en pequeñas cantidades, los estudios han encontrado que los efectos estimulantes de la cafeína pueden causar ansiedad, provocar ataques de pánico y aumentar la sensación de nerviosismo e irritabilidad. La cafeína, que se encuentra comúnmente en el café, las bebidas gaseosas, el té y el chocolate, también causa síntomas físicos como temblores.

La eliminación brusca de la cafeína de la dieta puede provocar síntomas de abstinencia, como dolores de cabeza, inquietud e irritabilidad, por lo que es importante disminuir gradualmente el consumo de cafeína. Del mismo modo, aunque el alcohol se consume a menudo para “aliviar el dolor”, deshidrata el cuerpo y, en última instancia, aumenta la ansiedad.

Un desequilibrio de bacterias en el intestino también puede causar muchos síntomas asociados con la ansiedad y otros trastornos del estado de ánimo.

4. Muévete

La mayoría de nosotros sabe que el ejercicio es bueno para nuestra salud física. En las últimas décadas, las investigaciones han sugerido que el ejercicio es incluso más efectivo que la medicación. Se ha demostrado que mantener una rutina de ejercicios regular (saludable, no obsesiva) reduce el estrés, mejora el estado de ánimo, mejora la autoestima y aumenta los niveles de energía. Durante el ejercicio, el cuerpo libera sustancias químicas llamadas endorfinas que interactúan con los receptores en el cerebro para causar sensaciones de euforia y reducción del dolor físico

5. Duerma más

Casi todos se sienten un poco malhumorados después de una mala noche de sueño. El sueño interrumpido es común en muchos trastornos emocionales y es difícil saber qué comenzó primero: estrés o falta de sueño. Un estudio de la Universidad de Pensilvania mostró que la pérdida de unas pocas horas de sueño aumenta los sentimientos de estrés, ira, tristeza y agotamiento.

cómo superar la ansiedad

¿Cómo superar la ansiedad?

El miedo es una de las emociones más poderosas. Tiene un efecto muy fuerte en tu mente y cuerpo. Va altamente relacionado con la ansiedad y surge la siguiente pregunta… ¿Cómo superar la ansiedad?

El miedo puede crear fuertes señales de respuesta cuando estamos en emergencias, por ejemplo, si estamos atrapados en un incendio o estamos siendo atacados.

También puede tener efecto cuando se enfrenta a eventos no peligrosos, como exámenes, hablar en público, un nuevo trabajo, una cita o incluso una fiesta. Es una respuesta natural a una amenaza que puede ser percibida o real.

La ansiedad es una palabra que usamos para algunos tipos de miedo que generalmente tienen que ver con la idea de una amenaza o algo que va mal en el futuro, en lugar de en este momento.

El miedo y la ansiedad pueden durar poco tiempo y luego pasar, pero también pueden durar mucho más y puede quedarse atrapado con ellos. En algunos casos, pueden hacerse cargo de su vida, afectando su capacidad para comer, dormir, concentrarse, viajar, disfrutar de la vida o incluso salir de la casa o ir a trabajar o a la escuela. Esto puede impedirte hacer las cosas que quieres o necesitas hacer, y también afecta tu salud.

Algunas personas se sienten abrumadas por el miedo y desean evitar situaciones que puedan asustarlos o provocarles ansiedad. Puede ser difícil romper este ciclo, pero hay muchas formas de hacerlo. Puedes aprender a sentirte menos temeroso y lidiar con el miedo para que no te impida vivir.

  • ¿Qué te asusta?

Muchas cosas nos hacen sentir miedo. Tener miedo de algunas cosas, como los incendios, puede mantenerte a salvo. Temer el fracaso puede hacer que trates de hacerlo bien para que no falles, pero también puede evitar que te vaya bien si la sensación es demasiado fuerte.

Lo que le temes y cómo actúas cuando tienes miedo a algo puede variar por persona. Solo saber qué te asusta y por qué puede ser el primer paso para resolver los problemas con miedo.

  • ¿Qué te pone ansioso?

Debido a que la ansiedad es un tipo de miedo, las cosas que hemos descrito sobre el miedo anterior también son verdaderas para la ansiedad.

La palabra “ansiedad” tiende a ser utilizada para describir preocupaciones, o cuando el miedo persiste y persiste con el tiempo. Se usa cuando el miedo se trata de algo en el futuro en lugar de lo que está sucediendo en este momento.

La ansiedad es una palabra que utilizan a menudo los profesionales de la salud cuando describen el miedo persistente. Las formas en que te sientes cuando estás asustado y ansioso son muy similares, ya que la emoción básica es la misma.

  • ¿Cómo se sienten el miedo y la ansiedad?

Cuando te sientes asustado o muy ansioso, tu mente y cuerpo trabajan muy rápido. Estas son algunas de las cosas que pueden suceder:

Su corazón late muy rápido, tal vez se sienta irregular

Usted respira muy rápido

Tus músculos se sienten débiles

Suda mucho

Tu estómago se revuelve o tus intestinos se sienten sueltos

  • ¿Cómo puedo ayudarme a mí mismo?

Enfrenta tu miedo si puedes

Si siempre evita las situaciones que lo asustan, puede dejar de hacer las cosas que quiere o necesita hacer. No podrá probar si la situación siempre es tan mala como esperaba, por lo que pierde la oportunidad de resolver cómo manejar sus miedos y reducir su ansiedad. Los problemas de ansiedad tienden a aumentar si te metes en este patrón. Exponerse a sus miedos puede ser una forma efectiva de superar esta ansiedad.

Conócete a ti mismo

Intenta aprender más sobre tu miedo o ansiedad. Mantenga un diario de ansiedad o registro de pensamientos para anotar cuándo sucede y qué sucede. Puedes intentar establecer metas pequeñas y factibles para enfrentar tus miedos. Podrías llevar contigo una lista de cosas que te pueden ayudar cuando te sientas asustado o ansioso. Esta puede ser una forma efectiva de abordar las creencias subyacentes que están detrás de su ansiedad.

cómo calmar la ansiedad

¿Cómo calmar la ansiedad?

Para calmar la ansiedad puedes hacer algunas de estas cosas:

  • Ejercicio

Aumenta la cantidad de ejercicio que haces. El ejercicio requiere algo de concentración, y esto puede distraer tu mente de tu miedo y ansiedad.

  • Relajarse

Aprender técnicas de relajación puede ayudarte con los sentimientos mentales y físicos del miedo. Puede ayudar solo a dejar caer los hombros y respirar profundamente. O imagínese en un lugar relajante. También podrías intentar aprender cosas como yoga, meditación, masajes, entre otras cosas.

  • Alimentación saludable

Coma muchas frutas y verduras, y trate de evitar demasiada azúcar. Las caídas resultantes en su azúcar en la sangre pueden darle sentimientos de ansiedad. Trate de evitar beber demasiado té y café, ya que la cafeína puede aumentar los niveles de ansiedad.

  • Evite el alcohol o beba con moderación

Es muy común que las personas beban cuando se sienten nerviosas. Algunas personas llaman al alcohol “coraje holandés”, pero los efectos secundarios del alcohol pueden hacer que te sientas aún más asustado o ansioso.

  • Terapias complementarias

Algunas personas encuentran que las terapias o ejercicios complementarios, como las técnicas de relajación, la meditación, el yoga o el “tai chi”, les ayudan a lidiar con su ansiedad.

  • Fe / espiritualidad

Si eres religioso o espiritual, esto puede darte una forma de sentirte conectado con algo más grande que tú. La fe puede proporcionar una forma de lidiar con el estrés cotidiano, y asistir a la iglesia y a otros grupos de fe puede conectarlo con una valiosa red de apoyo.

¿Cómo obtengo ayuda?

  • Terapias que hablan

Las terapias de conversación, como el asesoramiento o la Terapia conductual cognitiva, son muy efectivas para las personas con problemas de ansiedad, incluida la Terapia cognitiva conductual computarizada, que lo lleva a través de una serie de ejercicios de autoayuda en la pantalla. Visite a su médico de cabecera para obtener más información.

  • Medicación

Los tratamientos farmacológicos se utilizan para proporcionar ayuda a corto plazo, en lugar de buscar la raíz de los problemas de ansiedad. Los medicamentos pueden ser más útiles cuando se combinan con otros tratamientos o soporte.

  • Grupos de apoyo

Puede aprender mucho sobre cómo controlar la ansiedad al preguntarle a otras personas que la han experimentado. Grupos de apoyo local o grupos de autoayuda reúnen a personas con experiencias similares para que puedan escuchar las historias de los demás, compartir consejos y animarse mutuamente a probar nuevas formas de autogestión.

cuáles son los síntomas de la ansiedad

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad?

  • Problemas para dormir

Los problemas para conciliar el sueño o quedarse dormido se asocian con una amplia gama de condiciones de salud, tanto físicas como psicológicas. Y, por supuesto, no es inusual dar vueltas con anticipación la noche anterior a un gran discurso o entrevista de trabajo.

Pero si crónicamente se encuentra despierto, preocupado o agitado, sobre problemas específicos (como el dinero) o nada en particular, podría ser un signo de un trastorno de ansiedad. Según algunas estimaciones, la mitad de todas las personas con TAG experimentan problemas de sueño.

¿Otro consejo de que la ansiedad podría estar involucrada? Te despiertas sintiéndote conectado, tu mente está corriendo y no puedes calmarte.

  • Miedos irracionales

Algo de ansiedad no se generaliza en absoluto; por el contrario, está vinculado a una situación o cosa específica, como volar, animales o multitudes. Si el miedo se vuelve abrumador, perturbador y desproporcionadamente proporcional al riesgo real involucrado, es un signo revelador de fobia, un tipo de trastorno de ansiedad.

Aunque las fobias pueden ser paralizantes, no son obvias en todo momento. De hecho, es posible que no salgan a la superficie hasta que te enfrentes a una situación específica y descubras que eres incapaz de superar tu miedo. “Una persona que teme a las serpientes puede pasar años sin tener un problema”.

  • Tensión muscular

La tensión muscular casi constante, ya sea que se trate de apretar la mandíbula, mover los puños o flexionar los músculos de todo el cuerpo, a menudo acompaña a los trastornos de ansiedad. Este síntoma puede ser tan persistente y generalizado que las personas que han vivido con él durante mucho tiempo pueden dejar de notarlo después de un tiempo.

El ejercicio regular puede ayudar a mantener la tensión muscular bajo control, pero la tensión puede reactivarse si una lesión u otro evento imprevisto interrumpe los hábitos de entrenamiento de una persona.

  • Indigestión crónica

La ansiedad puede comenzar en la mente, pero a menudo se manifiesta en el cuerpo a través de síntomas físicos, como problemas digestivos crónicos. El síndrome del intestino irritable (SII), una afección caracterizada por dolores de estómago, cólicos, hinchazón, gases, estreñimiento y / o diarrea.

El SII no siempre está relacionado con la ansiedad, pero los dos a menudo ocurren juntos y pueden empeorar entre sí. El intestino es muy sensible al estrés psicológico y, viceversa, la incomodidad física y social de los problemas digestivos crónicos puede hacer que una persona se sienta más ansiosa.

  • Miedo escénico

La mayoría de las personas obtienen al menos algunas mariposas antes de dirigirse a un grupo de personas o de estar en el centro de atención. Pero si el miedo es tan fuerte que ninguna cantidad de entrenamiento o práctica lo aliviará, o si pasas mucho tiempo pensando y preocupándote por ello, es posible que tengas una forma de trastorno de ansiedad social (también conocida como fobia social).

Las personas con ansiedad social tienden a preocuparse por días o semanas previos a un evento o situación en particular. Y si logran llevarlo a cabo, tienden a sentirse profundamente incómodos y pueden pensar en ello durante mucho tiempo después, preguntándose cómo fueron juzgados.

  • Autoconciencia

El trastorno de ansiedad social no siempre implica hablar con una multitud o ser el centro de atención. En la mayoría de los casos, la ansiedad es provocada por situaciones cotidianas como conversar individualmente en una fiesta o comer y beber frente a un pequeño número de personas.

En estas situaciones, las personas con trastorno de ansiedad social tienden a sentir que todos los ojos están puestos en ellas, y a menudo experimentan rubor, temblores, náuseas, sudoración profusa o dificultad para hablar. Estos síntomas pueden ser tan disruptivos que hacen que sea difícil conocer gente nueva, mantener relaciones y avanzar en el trabajo o en la escuela.

  • Pánico

Los ataques de pánico pueden ser aterradores: imagínese una sensación repentina y atemorizante de miedo e impotencia que puede durar varios minutos, acompañada de síntomas físicos de miedo como problemas respiratorios, latidos acelerados o acelerados, hormigueo o entumecimiento de las manos, sudoración, debilidad o mareos, dolor en el pecho, dolor de estómago y sensación de calor o frío.

No todas las personas que tienen un ataque de pánico tienen un trastorno de ansiedad, pero a las personas que las experimentan repetidamente se les puede diagnosticar un trastorno de pánico. Las personas con trastorno de pánico viven con miedo sobre cuándo, dónde y por qué podría ocurrir su próximo ataque, y tienden a evitar los lugares donde han ocurrido ataques en el pasado.

  • Perfeccionismo

La mentalidad melindrosa y obsesiva conocida como perfeccionismo va de la mano con los trastornos de ansiedad. “Si constantemente te estás juzgando a ti mismo o tienes mucha ansiedad anticipada por cometer errores o por no cumplir tus estándares, entonces probablemente tengas un trastorno de ansiedad”.

El perfeccionismo es especialmente común en el trastorno obsesivo compulsivo (TOC), que, como el trastorno de estrés postraumático, se ha visto durante mucho tiempo como un trastorno de ansiedad.

  • Comportamientos compulsivos

Para que se le diagnostique un trastorno obsesivo compulsivo, la obsesión y los pensamientos intrusos de una persona deben ir acompañados de un comportamiento compulsivo, ya sea mental (diciéndose a sí mismo que todo estará bien una y otra vez) o físico (lavado de manos, enderezar elementos).

  • Duda

Las dudas persistentes y las dudas son una característica común de los trastornos de ansiedad, como el trastorno de ansiedad generalizada y el TOC. En algunos casos, la duda puede girar en torno a una pregunta que es central para la identidad de una persona, como “¿Qué pasa si no me va bien?” o “¿Amo a mi esposo tanto como a él?”

¿Cómo se quita la ansiedad y la depresión?

Las personas que están deprimidas pueden sentirse “bajas” durante largos períodos de tiempo sin ninguna razón aparente. Puede que no sea el dolor habitual que viene con tristeza; podría ser una sensación de entumecimiento y disociación, como si mirara el mundo desde el exterior. No importa lo mucho que quieran sentirse emocionados por algo, es posible que no puedan conectarse de la forma en que solían hacerlo.

La ansiedad, por otro lado, puede ser la sensación de estrés o malestar incluso después de que se haya eliminado el factor estresante o después de que la situación difícil haya terminado.

No puedes llorar hasta que te sientas mejor. Alguien que diga “¿Todavía estás enloqueciendo por eso?” No hace que la ansiedad desaparezca. Estar feliz o emocionado por algo no significa que tu depresión se haya curado milagrosamente.

Si bien para algunas personas es difícil entender cómo fluctúan las condiciones de salud mental, es aún más frustrante para la persona que las aborda. Y no es de extrañar que muchas personas con problemas de salud mental elijan no transmitir sus problemas por temor a ser juzgados.

Pero hay formas en que puede ayudar a quienes tienen problemas de salud mental.

En primer lugar, debe rechazar el estigma que rodea el problema: la enfermedad mental no discrimina; mientras que algunas personas pueden estar predispuestas a las condiciones de salud mental, todos pueden verse afectados.

El siguiente paso es hablar con un médico sobre el apoyo disponible y qué tipo de tratamiento es mejor para usted. Su médico podrá ayudarlo a identificar sus opciones. La terapia de comportamiento cognitivo (CBT) es un tratamiento popular que identifica patrones de pensamiento inútiles y formula formas de abordar el problema de una manera más tranquila y positiva.

Es importante recordar que tratar una condición de salud mental no es un proceso rápido o lineal. Pero eso no significa que no valga la pena tratarlo. Visitarías a un médico por dolor físico; tu salud mental es igual de importante.

cómo eliminar los nervios y la ansiedad

¿Cómo eliminar los nervios y la ansiedad?

  1. Toma una respiración profunda.

“Lo primero que debe hacer cuando se siente ansioso es respirar”

La respiración diafragmática profunda es una poderosa técnica para reducir la ansiedad porque activa la respuesta de relajación del cuerpo.

  1. Acepta que estás ansioso.

Recuerde que “la ansiedad es solo un sentimiento, como cualquier otro sentimiento”. La aceptación es crítica porque, a menudo, empeorar o eliminar la ansiedad la empeora.

Pero aceptar tu ansiedad no significa que te guste o resignarse a una existencia miserable.

  1. Date cuenta de que tu cerebro te está engañando.

¿Cómo combatir la ansiedad nerviosa?

  1. Controle su respiración. Los síntomas de ansiedad grave a menudo están relacionados con malos hábitos de respiración. Muchos hombres y mujeres con ansiedad padecen malos hábitos de respiración que contribuyen a la ansiedad y a muchos de los síntomas más molestos.
  2. Hable con alguien amable. La reducción efectiva de la ansiedad a menudo se trata de distracción, ya que su mente puede ser su peor enemigo cuando tiene síntomas de ansiedad severa. Una técnica muy efectiva es hablar con alguien que te gusta y en quien confíes, especialmente por teléfono. No sea tímido con su ansiedad, dígales que se siente ansioso y explíquele lo que siente.
  3. Pruebe alguna actividad aeróbica. Durante períodos de ansiedad, su cuerpo está lleno de adrenalina. Poner esa adrenalina a la actividad aeróbica puede ser una excelente manera de mejorar tu ansiedad.

cómo combatir el estrés de forma natural

¿Combatir el estrés de forma natural?

  • Ejercicio y Yoga

Uno de los mejores analgésicos disponibles para nosotros es el ejercicio, un remedio natural para la ansiedad porque libera poderosos químicos de endorfinas en el cerebro, que actúan como los analgésicos incorporados en el cuerpo y estimulantes del estado de ánimo.

¿Cómo combatir el estrés crónico?

  • Meditación / oración devocional

La meditación y la oración de curación son dos remedios contra el estrés que ayudan a las personas a lidiar con la preocupación, la ansiedad y la tranquilidad. Lo mejor de todo es que ambos se pueden practicar cómodamente en cualquier momento del día, en su propio hogar y sin la necesidad de un terapeuta, un profesional o un programa, lo que los hace obvios.

La meditación y la oración se han utilizado literalmente durante miles de años para mejorar el bienestar y la conexión con los demás, pero hoy en día están respaldados por la ciencia también.

La meditación natural para aliviar el estrés y la reducción del estrés basada en la atención plena son tipos de técnicas mentales simples que se practican por tan solo 10-15 minutos una o dos veces al día para generar más “atención” y reducir el estrés o la ansiedad.

¿Cómo evitar el estrés emocional?

La acupuntura se ha utilizado cada vez más para tratar muchas afecciones relacionadas con el estrés, incluidos trastornos psiquiátricos, enfermedades autoinmunes o relacionadas con la inmunología, infertilidad, ansiedad y depresión. Los investigadores han descubierto que los tratamientos con acupuntura producen cambios en los sistemas cardiovascular e inmunitario, lo que aumenta la proliferación protectora de células T y ayuda con las inmune respuestas celulares.

Los estudios han demostrado que la acupuntura es uno de los mejores analgésicos para pacientes que se recuperan de la enfermedad cardíaca porque ayuda a regular el sistema nervioso, por lo tanto, tiene efectos positivos en los niveles de presión arterial, circulación, hormonas y otros factores.

que hacer para quitar el estrés

¿Qué hacer para quitar el estrés?

  • Medita

Es sencillo. Siéntate derecho con ambos pies en el piso. Cierra tus ojos. Concentre su atención en recitar, en voz alta o en silencio, un mantra positivo como “Me siento en paz” o “Me amo a mí mismo”. Coloque una mano sobre su vientre para sincronizar el mantra con su respiración. Deja que cualquier pensamiento que distraiga flote como nubes.

¿Qué hacer para combatir la ansiedad?

Relájate. Te lo mereces, es bueno para ti y lleva menos tiempo del que crees.

No necesitas un fin de semana de spa o un retiro. Cada uno de estos consejos para aliviar el estrés puede llevarlo a la calma en 15 minutos..

Respira profundamente

Tome un descanso de 5 minutos y concéntrese en su respiración. Siéntate derecho, ojos cerrados, con una mano sobre tu vientre. Inhale lentamente por la nariz, sintiendo que la respiración comienza en su abdomen y llega hasta la parte superior de su cabeza. Invierta el proceso mientras exhala por la boca.

La respiración profunda contrarresta los efectos del estrés al disminuir la frecuencia cardíaca y disminuir la presión arterial, dicen los expertos.

Sintoniza tu cuerpo

Examine mentalmente su cuerpo para tener una idea de cómo el estrés lo afecta cada día. Recuéstate de espaldas o siéntate con los pies en el suelo. Comience con los dedos de los pies y avance hasta su cuero cabelludo, notando cómo se siente su cuerpo.